martes, 16 de octubre de 2007

The IT Crowd - Capitulo Cuatro

  En este post voy a contar y comentar la sinopsis del capítulo cuatro de la serie de televisión The IT Crowd, cuyo título es : The Red Door (es decir, en castellano sería "La Puerta Roja"). Si aún no habéis visto este capítulo, os recomiendo que echéis un vistazo al post anterior, en el que hay abundantes enlaces tanto para que podáis descargarlo con subtítulos en castellano, como para que podáis verlo on-line. Vamos pues a destripar este cuarto episodio de The IT Crowd.

  Tras la cabecera, que a estas alturas ya nos resulta conocida y tras cuatro episodios deberíamos empezar a tener problemas serios para poder quitarnos esa musiquilla de la cabeza, comienza el cuarto capítulo de The IT Crowd. En la primera escena podemos ver de nuevo a Moss y Roy intercambiando sus ácidos e inteligentes puntos de vista. En esta ocasión el tema de la discusión es que ¡Moss tiene una nueva taza!, ¡con una foto suya sobre la taza para que nadie se pueda quedar con ella!. ¡El único problema es que aparentemente, no hay ninguna foto sobre la taza!. También podemos ver en esta escena, cómo ha hecho Roy para robar un monitor de ordenador de Industrias Reynholm y llevárselo a casa... ¡¡nada más y nada menos, que metiéndolo bajo su camiseta y fingiendo ser una embarazada!!. ¡¡Brillante!!. Finalmente descubrimos que la foto de Moss está en la base de la taza (al menos eso cree Moss), y que Moss tiene una particular forma de prepararse para responder a cualquier pregunta :).

  A continuación, Jen intenta averiguar cómo Roy y Moss pueden ser capaces de trabajar en medio de tanta suciedad, caos y desorden. Durante la discusión entre Jen, Moss y Roy, descubrimos que en el sótano donde está el Departamento de IT de Industrias Reynholm, ¡¡¡hay una ventana!!!, aunque está cubierta de tal cantidad de mugre, que ¡Roy y Moss ni siquiera sabían que eso fuera una ventana!. También podemos ver cómo el lector de CDs del ordenador de Moss tiene una funcionalidad adicional muy particular. Durante este episodio seguimos conociendo un poco más a los personajes principales : aquí podemos ver los "sanos" hábitos alimenticios de Roy, que no es que siga precisamente las bondades de la dieta mediterránea.

  Entonces, de forma inesperada, Jen lanza una pregunta : "¿Qué hay detrás de esa puerta roja?". Y lo que parecía una inocente pregunta, resulta no serlo tanto a juzgar por la reacción de Roy. La tensión se palpa en el ambiente y no hace más que aumentar. Jen trata de averiguar que hay tras la puerta roja, y Moss y Roy, nerviosos, tratan de evitar que lo haga a toda costa, tratando de convencerla de que tras la puerta roja hay un almacén de "snibbits" :) sin el más mínimo interés y de lo más aburrido. La explicación de Roy a cerca de por qué no se puede desordenar el almacén de los "snibbits" es absolutamente genial, más aún al estar ayudado por Moss, quien acompaña con gestos las palabras de Roy para que su discurso resulte más dramático y convincente. Bien, Roy y Moss han logrado convencer a Jen para que no abra la misteriosa puerta roja. Parece que nuestros chicos han ganado esta batalla, pero... ¿habrán ganado la guerra?. Pronto lo descubriremos...

  Suena el teléfono en el Departamento de IT de Industrias Reynholm. Roy responde en la forma habitual que a estas alturas ya todos conocemos. Alguien tiene un problema con su ordenador en la cuarta planta y el problema no puede ser solucionado por teléfono. Tras una pequeña discusión, Jen obliga a Roy a subir a la cuarta planta a arreglar ese ordenador. ¡¡Y aquí llega el peligro!!. Jen se queda a solas con Moss, que en estos momentos es el único guardián y custodio de... ¡la misteriosa puerta roja!. Hum... parece que la guerra quizás aún no haya terminado y que una nueva batalla se avecina...

  En la siguiente escena vemos a Roy en la cuarta planta. El ordenador a arreglar parece estar desenchufado, así que se mete bajo la mesa para enchufarlo. Pero en ese momento llega la chica que usa ese ordenador y se sienta, de modo que Roy se queda bajo la mesa y aunque hace un tímido intento de avisar a la chica de que está ahí abajo, ésta no puede oírlo al estar escuchando música con sus auriculares. Roy intenta escapar por el otro lado, pero llega la chica que se sienta en frente. ¡¡Roy está atrapado!!. ¿Será Moss capaz de defender él sólo la misteriosa puerta roja de la insaciable y voraz curiosida de Jen?. Eh... hum... bueno... por si alguien tenía alguna duda, la respuesta es que, evidentemente, ¡¡NO!!.

  Comienza la siguiente escena, en la que conocemos un poco más el particular sentido del humor de Moss (aquellos con mayores conocimientos técnicos sobre hardware, apreciarán mejor su sentido del humor y esta escena). A continuación, Moss recibe un mensaje de Roy en el que le comunica que se ha quedado atrapado bajo la mesa y le pide ayuda. De modo que Moss decide ir a investigar qué le ha pasado a Roy. Ni que decir tiene que Jen aprovecha la ausencia de Moss para dirigirse hasta la misteriosa puerta roja y... ¡¡¡abrirla!!!.

  Al abrir la misteriosa puerta roja, se encuentra con un nuevo y no menos misterioso personaje... ¡¡Richmond!!...

  Nueva escena en la que vemos a Jen charlando con el nuevo personaje, el cuál podemos ver claramente que viste como un gótico. La charla entre ellos no tiene desperdicio, y pronto nos damos cuenta de que este personaje va a hacernos reír, y ¡mucho!. Jen descubre que Richmond pasa todo su tiempo tras la puerta roja, y que su trabajo en Industrias Reynholm digamos que no está muy definido. También podemos ver que Richmond ¡tiene la taza con la foto de Moss!. Jen cree que Richmond está recluído tras la misteriosa (bueno, admitámoslo, ya no tan misteriosa) puerta roja por propia voluntad, pero Richmond le explica a Jen que eso no es así, sino que... ¡ese es su castigo!.

  En la siguiente escena, Richmond le cuenta a Jen que antes él era la mano derecha del jefe supremo, Denholm. Durante el relato de Richmond la tensión vuelve a dispararse cuando Richmond advierte que Jen está sangrando y Richmond quiere ayudar a Jen. La situación se resuelve de forma simpática y sin que Jen vea disminuída en gran medida la cantidad de sangre de su cuerpo ;).

  En la siguiente escena vemos como Moss ve a Roy atrapado bajo la mesa. Entonces Moss perpetra otro de sus "sofisticados" y "elaborados" planes... esta vez se trata de un plan para rescatar a Roy. Inexplicablemente (apréciese la sutil ironía aquí) el plan de Moss falla y Roy no puede ser rescatado. Al menos está claro que no puede ser rescatado... ¡por Moss!.

  A continuación vemos como Jen saca a Richmond de su "guarida" y es entonces cuando vemos por qué las cosas empezaron a torcerse de forma irreversible para él dentro de Industrias Reynholm. Todo comenzó cuando Richmond escuchó por primera vez la música de "Cradle of filth", y lo que para Richmond parece inexplicable, parece no serlo tanto tras ver lo sucedido ;).

  Moss entra en escena para pedir a Jen que rescate a Roy, descubriendo que Richmond está fuera de su guarida y, por tanto, Jen ya conoce lo que se oculta tras la misteriosa puerta roja que en teoría daba acceso al almacén de los "snibbits".

  Finalmente Jen accede a rescatar a Roy y aunque su plan no es tan "elaborado" como el de Moss (aunque sí igual de divertido), al menos tiene mucho más éxito y Roy, al fin, ¡es liberado!.

  Al ser liberado, Roy se da cuenta de que Jen ya ha descubierto lo que se esconde tras la misteriosa puerta roja. Y al mismo tiempo, Jen se da cuenta de que no conoce toda la verdad sobre Richmond. Jen se encuentra con el jefazo supremo, Denholm (quien también tiene otra taza con la foto de Moss :), con quien mantiene una charla a cerca de Richmond. De vuelta en el mugriento y caótico sótano del Departamento de IT, Roy acusa a Richmond de deprimir a todo el mundo con su natural alegría de vivir, e intenta devolverlo a su guarida. Jen intenta defender a Richmond, y entonces Roy pide a Richmond que le cuente a Jen toda la verdad sobre su pasado. Es entonces cuando descubrimos por qué se torcieron las cosas para Richmond y por qué fue confinado tras la puerta roja :).

  Parece que la charla de Jen ha causado sus efectos sobre el jefazo supremo, Denholm, y que éste está dispuesto a que las cosas vuelvan a ser como antes para Richmond. Hum... bueno... ¡¡casi!!. ¡¡Buen intento, Jen!!.

  Al final del capítulo descubrimos que, efectivamente, ¡¡había una ventana en el sótano del Departamento de IT!!. ¡Ahora la mugre y el caos del sótano reciben luz natural!. Todo un acontecimiento. Bueno, como resulta obvio, un acontencimiento salvo para Richmond, que ¡debe refugiarse de nuevo tras la misteriosa puerta roja!. Y, de paso, descubrimos que en el sótano, ¡¡¡también hay una misteriosa puerta verde!!!. ¿Sabremos alguna vez qué hay tras la misteriosa puerta verde?. Tras ver lo que había tras la misteriosa puerta roja, ¡yo rezaré a mis dioses para que sí lo sepamos algún día!.

  Espero vuestros comentarios sobre este cuarto capítulo de The IT Crowd. ¿Qué os ha parecido?. A mí me ha gustado mucho. De hecho, no sé si tanto o más que el capítulo dos. Difícil decisión. Cuando haya posteado sobre todos los capítulos de la primera temporada, pondré una encuesta para que entre todos escojamos el mejor capítulo de la primera temporada de The IT Crowd.

  Tras este cuarto capítulo de The IT Crowd, ya conocemos a los principales personajes de la primera temporada de la serie, así que añadiré una encuesta para escoger entre todos cuál es el mejor personaje de esta primera temporada.

1 comentario:

Luis dijo...

Hola,

estoy revisualizando las dos temporadas y creo que al final de este capítulo (estoy sin conexión a Internet desde hace como 3 meses, así que hablo de memoria) o de otro de la primera temporada aparece el "To be continued...", lo cual me hizo pensar que quizá sean más de 6 capítulos, pero parece que no... Afortunadamente, he descubierto que existe una tercera temporada... Esta serie la he descubierto después de haber visualizado como 3 tres veces las 3 temporadas de "The office" (de la que también existe una cuarta temporada) y es genial: ¡humor inglés a tope!